Calidad desde 1886

ANITA

Artículos de corsetería y moda de baño especiales, un ajuste óptimo, un nivel de comodidad único y primerísima calidad: estos son los pilares de la empresa Anita Dr. Helbig desde hace más de 125 años.

Ofrecemos dos marcas a nivel mundial: ANITA SINCE 1886 y ROSA FAIA. Bajo el tejado de estas dos marcas desarrollamos, fabricamos y distribuimos sujetadores y moda de baño para los más diversos tipos de siluetas - también para copas y medidas de bajopecho grandes.

Todos nuestros productos se desarrollan pensando en la silueta individual y las diferentes situaciones de aplicación de nuestras clientas: siluetas más voluminosas o copas grandes, mujeres en periodo de lactancia o mujeres activas y deportivas, todas ellas podrán elegir de entre una amplia gama de ropa interior, pero también ofrecemos artículos especiales para las mujeres que han tenido que someterse a una operación de mama.

Empresa familiar

Somos una empresa familiar tradicional con sede central en Brannenburg, Alta Baviera, dirigida en cuarta generación por Georg Weber-Unger y sus dos hijos Georg y Johannes. Desarrollamos y diseñamos todos nuestros artículos en Brannenburg, a los pies de los Alpes. Contamos con cuatro plantas de producción propia en distintos países, en las que unas 800 costureras producen los artículos para Anita y ROSA FAIA. Resumiendo, contamos con 20 sociedades propias a nivel mundial y una plantilla que supera los 1.500 empleados.

Los trabajadores de ANITA forman, a la vez, parte de la familia. No son pocos los empleados que llevan más de 30 años en la empresa o cuyos padres ya trabajaban para nosotros.





Unicidad

Desde nuestros inicios en 1886 nos esmeramos por alcanzar un nivel de calidad excelente y desarrollar productos únicos. El objetivo principal de nuestro trabajo es ofrecer a las portadoras de nuestros productos más comodidad y belleza para mejorar así su calidad de vida. Muchos de nuestros artículos muestran como "pequeños monopolios" - es decir refinamientos técnicos o cualidades especiales, muchas veces ocultos o que no se ven a primera vista, pero que son tan imprescindibles para ese más de comodidad y confort en su uso cotidiano.