Vendajes para linfedema

El siguiente artículo fue publicado en el número de febrero de la revista especializada GP* GesundheitsProfi

Linfedemas postoperatorios – prevención y tratamiento

Las lesiones del sistema linfático pueden causar daños permanentes y, en consecuencia, un linfedema. «Lymph O Fit» de Anita es una posibilidad de tratamiento para distintas indicaciones.

En caso de un linfedema, el flujo de la linfa por los vasos linfáticos está perturbado. Se acumula líquido en los espacios intercelulares, causando una hinchazón visible y palpable. Las causas pueden ser lesiones, p. ej., contusiones o intervenciones quirúrgicas.

Entre las causas más frecuentes se encuentran enfermedades tumorales en la zona del pecho y su tratamiento. La extirpación de ganglios linfáticos que necesita realizarse con frecuencia en el tratamiento del cáncer y el corte de vasos linfáticos durante la operación pueden obstaculizar fuertemente u obstruir por completo las vías de drenaje de la linfa. También la radioterapia repercute negativamente en los vasos linfáticos.

Entre un 20 y un 30 % de las pacientes de cáncer de mama se ven afectadas por linfedemas secundarios. Con frecuencia, los primeros síntomas, tales como pesadez, tirantez e hinchazón incipiente, solo aparecen al cabo de varias semanas o meses desde la cirugía de cáncer, pero también se pueden manifestar años después. 

La gravedad de un linfedema depende

  • del número de ganglios linfáticos axilares extirpados
  • de la radicalidad de la intervención
  • de la cicatrización posoperativa
  • del tipo y la envergadura de la radioterapia y las alteraciones fibróticas causadas por la misma
  • de la medida del tumor y de la afectación de los ganglios linfáticos

Las etapas de desarrollo de un linfedema se dividen en diferentes fases clínicas

  • Fase 0 (fase latente): el funcionamiento del sistema linfático está perturbado, pero todavía se puede compensar
  • Fase I (fase reversible): sobrecarga del sistema linfático, hinchazón de los tejidos afectados, el tejido todavía está blando
  • Fase II (fase irreversible espontáneo): se ha formado tejido conjuntivo excesivo, el tejido empieza a endurecerse
  • Fase III (elefantiasis): hinchazón extrema, la piel está dura, se producen crecimientos

    Tratamiento y prevención del linfedema

Si el linfedema no se trata en su fase inicial, la parte afectada del cuerpo se va hinchando cada vez más y el tejido sufre alteraciones. Cuanto antes empiece el tratamiento, mejor.

Al detectar los primeros síntomas, las personas afectadas deberían consultar sin falta a un médico para iniciar la terapia oportuna. Esta combina el drenaje linfático con un tratamiento de compresión con vendajes especiales y prendas de compresión. En este ámbito, los médicos y los establecimientos de ortopedia colaboran estrechamente.

Si el linfedema no se trata en su fase inicial, la parte afectada del cuerpo se va hinchando cada vez más y el tejido sufre alteraciones. Cuanto antes empiece el tratamiento, mejor. Al detectar los primeros síntomas, las personas afectadas deberían consultar sin falta a un médico para iniciar la terapia oportuna. Esta combina el drenaje linfático con un tratamiento de compresión con vendajes especiales y prendas de compresión. En este ámbito, los médicos y los establecimientos de ortopedia colaboran estrechamente.

Las siguientes medidas pueden ayudar a prevenir la aparición de linfedemas:

  • Los tirantes del sujetador no deberían apretar bajo ningún concepto.
  • Utilizar sujetadores con tirantes anchos que no se enrollen y con una cinta suave y ancha debajo del pecho.
  • Evitar llevar ropa que apriete u oprima en el lado operado.
  • Hacer gimnasia para estimular la evacuación de la linfa.
  • Poner frecuentemente el brazo en alto (por encima de la altura del corazón). Evitar cortes o rasguños.
  • No llevar el bolso en el lado operado.
  • No realizar mediciones de la tensión arterial, inyecciones o extracciones de sangre en el lado operado.

Descongestión linfática con «Lymph O Fit»

«Lymph O Fit» es un material especial para la descarga del sistema linfático. Se distingue, en particular, por la estructura moteada de la cara interior. Esta estructura produce un efecto de masaje y drenaje sobre la hipodermis y los vasos linfáticos más pequeños. De esta manera se activa y mejora el drenaje linfático, a la vez que favorece la disminución de las cicatrices.

La buena evacuación de la humedad y transpirabilidad proporcionan la máxima comodidad y un clima cutáneo agradable. La clase de presión 1 se aplica en caso de enfermedades linfáticas y actúa con una suave compresión sobre la linfa y la piel. Se utiliza para la reducción de linfedemas en el pecho, en caso de hematomas o fibrosis, después de una braquioplastia o liposucción, después de un trasplante de ganglios linfáticos, así como en caso de linfedemas leves en las piernas y las ingles.

Para intervenciones de cirugía plástica, tales como liposucción, cirugía estética de abdomen y reconstrucción mamaria con tejido abdominal, se ha desarrollado un material más firme (clase de presión 2). Este es menos elástico y proporciona una mayor compresión. La estructura moteada en el interior está menos marcada, pero ejerce, a pesar de todo, un efecto masaje sobre la piel.

En la clase de presión 1 están disponibles varios productos:

  • Vendaje de descongestión linfática:
    Indicación: congestión linfática en el ámbito del pecho y del tórax
    Modo de acción: apoya el proceso curativo a través de una compresión controlada. Tras una ablación es posible incorporar adicionalmente una almohadilla si es necesario.
  • Manga o mangas de descongestión linfática:
    Indicación: linfedema leve en el brazo, después de un trasplante de ganglios linfáticos, braquioplastia o liposucción y cirugía en los hombros, así como para la prevención después de cualquier cirugía mamaria. Modo de acción: compresión ligera del brazo
  • Pantalón de compresión: Indicación:
    después del trasplante de ganglios linfáticos. Linfedemas leves en las piernas y en la ingle. Efecto anticelulítico. Modo de acción: compresión ligera del abdomen y los muslos. Disponible también como modelo hasta la rodilla.
  • En la clase de presión 2 están disponibles los siguientes modelos:

  • Faja de compresión:
    Indicación: después de una liposucción, cirugía estética de abdomen o reconstrucción mamaria con tejido abdominal. Modo de acción: compresión de toda la pared abdominal.
  • Faja pantalón de compresión:
    Indicación: después de una liposucción, cirugía estética de abdomen o muslos.
    Modo de acción: compresión de la pared abdominal y los muslos.
  • Faja pantalón de compresión:
    Indicación: después de una liposucción, cirugía estética de las piernas.
    Modo de acción: compresión de las zonas operadas.

Experiencia clínica

Las pacientes y los médicos aprecian el efecto masaje y la utilidad terapéutica de los productos «Lymph O Fit». «Al cabo de poco tiempo de uso, las mujeres perciben un alivio de los dolores locales. Se redujeron las áreas de linfedema existentes», resume su experiencia la Dra. Sylvia Mück, Directora de la Unidad de Ginecología/Oncología de la Clínica Sigel en Bad Schönborn.

 

Si no se trata, un linfedema no desaparece, sino que va empeorando continuamente. Entonces, es aconsejable o necesario aplicar de manera continua terapias y productos para la descongestión linfática. Los productos «Lymph O Fit» apoyan la remisión rápida de edemas postoperatorios y mejoran la controlabilidad de trastornos crónicos del drenaje linfático.