Sujetadores de lactancia de alta calidad

Sujetadores de lactancia para dar el pecho

Los sujetadores de lactancia de Anita maternity no solo ofrecen una agradable sensación de gran comodidad. ¡También son el centro de todas las miradas! Los clips de lactancia especialmente desarrollados facilitan una abertura fácil y amplia para dar el pecho de forma rápida y cómoda. Incluso en las copas grandes, nuestros sujetadores convencen por sus cómodos tirantes anchos y acolchados,  un ajuste ideal y una sujeción firme.

NUESTROS NUEVOS FAVORITOS PARA LA LACTANCIA

En la amplia gama de estilos, colores y cortes, cada mujer encuentra el sujetador perfecto

Ropa interior para dar el pecho cómoda y fácilmente

 

Tras el nacimiento de un bebé, hay muchas cosas en qué pensar: la búsqueda del sujetador perfecto no debería ser una de ellas.

 

Hace mucho que los sujetadores especiales han dejado de ser aburridas prendas necesarias. Para satisfacer todos los gustos y preferencias, los sujetadores de Anita maternity están disponibles en encantadores estampados, modernos colores, con atractivos encajes o como elegantes básicos en cortes y colores sencillos y clásicos.

 

Para que se sienta totalmente a gusto con su ropa interior, trabajamos continuamente en nuevos modelos. Ya sea un sujetador de lactancia con aros o sin ellos, con cazoleta o quizá mejor con la copa cosida. Incluso en las copas y tallas grandes se mantienen la funcionalidad, el moldeado y la sujeción del sujetador especial.

 En nuestra gama Maternity, todas las mamás encuentran su prenda de lactancia ideal.

 

Para que no queden deseos por cumplir...

... elija de entre los diversos cortes y características el sujetador adecuado

 

Todo lo que debe saber

 

¿Qué es un sujetador de lactancia y cuándo lo necesito?

La diferencia fundamental respecto a un sujetador normal consiste sobre todo en que el sujetador de lactancia dispone de clips de lactancia en los tirantes. Pueden abrirse fácilmente con una mano y permiten dar el pecho fácilmente a su bebé sin tener que quitarse el sujetador. 

Un sujetador de Anita maternity se distingue, además, por sus materiales sumamente suaves y agradables, que sujetan a la perfección y moldean con suavidad el pecho, especialmente sensible. Un sujetador normal de un tejido más firme podría apretar el pecho, ahora mucho más sensible, por lo que conviene llevar el sujetador de lactancia inmediatamente después del parto, en cuanto se empieza a dar el pecho. 

¿Por qué hace falta un sujetador extra para dar el pecho?

Durante la fase de lactancia, después de la subida de la leche, su pecho pesa más y es más grande de lo habitual. Por ello, necesita una muy buena sujeción, ya que, de no ser así, el delicado tejido mamario puede dañarse y pueden producirse dolores de espalda.

Un buen sujetador con copas que se puedan abrir le ofrece lo que un sujetador normal no puede ofrecerle durante la lactancia. Y es que, aparte de tener la capacidad de sostener el pecho perfectamente pese a estar confeccionado con materiales suaves, un sujetador de lactancia resulta además tremendamente práctico y funcional. La copa puede abrirse y cerrarse cómodamente con una mano, con lo que facilita a su bebé un acceso rápido y sencillo al pecho. Sobre todo fuera de casa, un sujetador de lactancia es la solución perfecta, pues le proporciona una gran libertad de movimiento y puede llevarlo cómodamente incluso debajo de una prenda ajustada.

 

¿Sujetador de lactancia con o sin aros?

Mientras se sienta cómoda, no hay nada en contra de llevar aros durante la lactancia.

Es imprescindible que le quede perfectamente ajustado y que los aros no le aprieten ni se le claven, ya que, de lo contrario, puede producirse una obstrucción mamaria.

Pruebe usted misma si se siente más cómoda con un sujetador de lactancia con o sin aros y déjese aconsejar por profesionales especializados. 

¿Cómo funcionan los sujetadores de Anita maternity con clips de lactancia?

Los clips de lactancia, desarrollados específicamente para nuestros sujetadores de la gama Maternity, se pueden abrir fácilmente con una mano, para que pueda sostener a su bebé sin problemas con la otra. 

Gracias a la amplia abertura, la copa puede plegarse hacia abajo y dejar el pecho totalmente al descubierto.

Según el modelo, una cinta fina o un suave soporte lateral evita que el tirante se deslice sobre el hombro al dar el pecho. 

¿Se puede llevar el sujetador de lactancia también por la noche?

Dado que las costuras de todos los sujetadores de Anita maternity son extraplanas y los tejidos se adaptan suavemente a su piel, nuestros sujetadores de lactancia apenas se notan al llevarlos puestos, ni siquiera por la noche.

Después del embarazo, recomendamos llevar un sujetador también por la noche, ya que, al igual que por el día, puede gotearle leche del pecho. Además, una suave sujeción del pecho le aporta una agradable sensación de bienestar. 

Los más adecuados para dormir son los sujetadores sin aros Seamless.

 

¿Qué tamaño de sujetador de lactancia?

Puesto que su pecho durante el embarazo y la lactancia está especialmente sensible, es importante llevar un sujetador con la talla y el ajuste adecuados. 

Para determinar la talla correcta del sujetador, primero hay que tomar medidas exactas, bien usted misma en casa, bien con ayuda en un establecimiento especializado. 

No compre el sujetador de lactancia demasiado pronto, sino a partir de la 36. semana de gestación, ya que, de lo contrario, puede quedársele pequeño enseguida. Pruébese el sujetador especial sin falta previamente y compruebe su funcionalidad y comodidad

Aquí encontrará más información sobre el ajuste, la calculadora de tallas y la búsqueda del sujetador adecuado.

> a la guía de ajuste de Anita

 

 

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar?

En principio, ya sea sexy, seductor, práctico, con o sin aros, el tipo de sujetador de lactancia que elija es una decisión muy personal.

Lo más importante es su bienestar y el tamaño adecuado, ya que no se deben comprimir las glándulas y los conductos mamarios situados en el pecho y a su alrededor.

¿Qué distingue a un buen sujetador de lactancia?

Copas: las copas pueden abrirse fácil y cómodamente con una mano gracias a los sofisticados clips de lactancia y facilitan a su bebé un acceso rápido y sencillo al pecho. El soporte elástico para el pecho sujeta el pecho en su sitio también con la copa abierta. 

Tirantes: todos los sujetadores de Anita maternity llevan tirantes regulables y elásticos. Estos están unidos con una cinta de lactancia o con el soporte del pecho para evitar que los tirantes se deslicen hacia la espalda al abrirlos. En las tallas grandes, los tirantes, con un suave acolchado, son más anchos para descargar los hombros.

Espalda: todos los sujetadores de Anita maternity tienen varias posiciones de ajuste.

Nuestro consejo: cuando compre un sujetador de lactancia, asegúrese de que le quede bien y le resulte cómodo en el corchete exterior, el que hace la banda más ancha, para poder ajustar posteriormente el contorno bajo pecho.

  • Cómodos tirantes acolchados, más anchos en las tallas grandes, para descargar los hombros
  • Suave copa que impide que se marquen los discos absorbentes
  • El marco elástico sujeta el pecho también con la copa abierta
  • Tirantes elásticos regulables con cinta de lactancia para que no se deslicen por encima del hombro al abrirlos
  • Reguladores de sujetador sin níquel para evitar irritaciones cutáneas              
  • Tejidos suaves e hipoalergénicos con costuras planas y bordes cosidos y vueltos                                                   
  • Abertura extragrande para dar el pecho cómodamente
  • Clip de lactancia, cómodo y fácil de abrir con una mano                                    
  • Cinta debajo del pecho ajustable en varias posiciones, para que pueda seguir llevando el sujetador cuando adelgace con la lactancia
  • Espalda elástica y firme

Tiendas

Visite nuestro store locator para encontrar distribuidores y tiendas online de nuestros productos.

Guía de ajuste

¿Cómo se siente un sujetador a juego? ¡Encuentre el sujetador perfecto!