Guía de ajuste

La lencería fina de Rosa Faia proporciona una sujeción perfecta incluso en las copas grandes y tiene un estilo muy atractivo.

Todos sobre el ajuste del sujetador

¿Le suena? El sujetador aprieta, los tirantes se clavan, el cierre rasca, la copa se separa o rebosa... Para un ajuste óptimo y una comodidad perfecta de la ropa interior, al comprar un sujetador no solo hay que saber la talla correcta, sino mucho más.

Para que su sujetador quede perfecto y sea cómodo, le daremos algunos consejos y trucos relacionados con el ajuste.

Sujetador con aros Padded Basic sin tirantes Rosa Faia

 

Los problemas de ajuste más frecuentes

Una cinta demasiado estrecha debajo del pecho puede producir marcas causadas por el sujetador, dolores de espalda y deformaciones del tejido.

Cinta debajo del pecho demasiado estrecha

En función de las necesidades, la cinta debajo del pecho puede ajustarse más ancha o más estrecha con ayuda de los corchetes. Muchas mujeres conocen este problema: da igual que se hayan cogido un par de kilos o que el sujetador haya encogido por lavarlo demasiado. El caso es que el sujetador ya no le viene. A veces, es posible salvar la pieza con una prolongación especial para el sujetador.      

Una cinta demasiado ancha debajo del pecho se resbala hacia arriba, perjudica la sujeción firme del sujetador y roza debajo de los omóplatos.

Cinta debajo del pecho demasiado ancha

¿El sujetador ya está fijado en el corchete más estrecho y a pesar de esto queda demasiado suelto o se sube por la espalda?

Pues entonces, la cinta debajo del pecho está demasiado ancha. En este caso solo será de ayuda comprar un sujetador nuevo con la talla de contorno bajo pecho correcta. Con nuestra calculadora de tallas puede calcular fácilmente su talla correcta de sujetador.

Unos tirantes demasiado largos que se resbalen constantemente por los hombros no solo es molesto, sino que también perjudica la sujeción fuerte del sujetador.

Los tirantes del sujetador resbalan

Todas las mujeres conocen el problema de cuando los tirantes del sujetador se caen continuamente por los hombros. A veces es suficiente con tensar un poco los tirantes.

En caso de que tenga los hombros inclinados tendrá que ajustar la longitud de los tirantes individualmente a sus necesidades. A veces, la dilatación de los tirantes también se debe a que, por ejemplo, con el calor corporal la elasticidad del material aumenta.

Un compañero ideal para los vestidos de noche palabra de honor es el sujetador Padded Basic de Rosa Faia.
Sujetador Padded Basic con tirantes variables de Rosa Faia

Los tirantes del sujetador se clavan

A veces es tan sencillo como dilatar un poco los tirantes o, en caso de una talla de pecho grande, escoger unos tirantes más anchos. Si esto no ayuda, el problema suele ser la cinta debajo del pecho.

Esta es responsable de la mayor parte de la sujeción. En caso de que la cinta debajo del pecho sea demasiado ancha, la sujeción íntegra se reparte en los tirantes, lo que conlleva que estos se claven en los hombros.

El sujetador debería quedar ajustado de manera cómoda para que no se deslice hacia arriba.

El sujetador se sube

¿Conoce esa sensación? El más mínimo movimiento del brazo y el aro del sujetador se sube hasta el pecho. Esto significa que la cinta debajo del pecho es demasiado ancha.

Solucione este problema fácilmente seleccionando una talla más pequeña de la cinta debajo del pecho y una talla más grande de la copa. Para que todo se quede donde debe.  

Cuando el sujetador tiene la talla incorrecta se forman mollas que no son bonitas.

La piel se desborda lateralmente por el sujetador

Las «mollas en la espalda» conocidas por todos se deben a una cinta demasiado estrecha debajo del pecho.  Aunque también pueden deberse a una talla demasiado grande. Porque cuanto la cinta debajo del pecho demasiado suelta se sube, también tira lateralmente del tejido y tira de la espalda hacia arriba, formando mollas donde antes no había. 

Sobre todo en el lateral de la copa también puede deberse a una copa demasiado pequeña o a una sisa demasiado ancha. 

El sujetador Padded Basic de Rosa Faia proporciona una sujeción fuerte incluso sin tirantes hasta la copa G.
Al comprar un sujetador debería tener en cuenta especialmente el trazado correcto del aro.

El aro del sujetador aprieta

Lo ideal es que el aro trace la forma del pecho y se funda suavemente con este. Uno de los problemas de ajuste más frecuentes es un aro que apriete. En la mayoría de los casos, la causa es una copa demasiado pequeña.

Seleccione una talla de copa más grande y, si es necesario, una talla de contorno bajo pecho más pequeña. ¿Es de las mujeres a las que les gusta estar cómodas? En este caso, el elegante sujetador sin aros es la alternativa ideal para usted.  

Una copa demasiado pequeña hace que el pecho rebose por la copa, lo que no es nada estético sobre todo debajo de camisetas estrechas.

El pecho rebosa por la copa

Cuando el pecho se aplasta por la copa del sujetador, significa en la mayoría de los casos que la talla de la copa es demasiado pequeña. En los pechos más grandes también puede deberse a que el corte del sujetador es demasiado bajo. 

Si tiene la sensación de que la cinta debajo del pecho queda bien ajustada, puede subir una talla de copa o puede probar un sujetador con una línea de corte más alta, como por ejemplo, la de los sujetadores para camiseta.

Una copa demasiado grande hace que el sujetador se separe del pecho, salgan pliegues y se forme un hueco.

La copa del sujetador se separa 

¿Ha intentado alguna vez tensar un poco los tirantes del sujetador? Si esto tampoco funciona para eliminar los huecos o los pliegues del sujetador, le recomendamos escoger una talla más pequeña de copa o un corte más plano de sujetador. 

Una línea de escote muy baja la presentan, por ejemplo, los sujetadores balconet o los push-up.

 

 

 

 

Consejos para la compra de un sujetador y comprobación de tallas

 

Para que la próxima compra de ropa interior no se convierta en pura desesperación.

 

 

 

Lista de comprobación

  1. A la hora de probarse un sujetador, coloque el cierre siempre en el corchete más estrecho.
  2. Nunca compre el sujetador poco antes de su periodo, ya que en esta fase el pecho suele estar hinchado normalmente.
  3. Al elegir un modelo, asegúrese de que cumple la función correcto para sus requisitos.
  4. La cinta debajo del pecho deberá estar correctamente situada, en paralelo con el suelo.
  5. Compruebe si los aros y la entrecopa central quedan ajustados y envuelven el pecho.
  6. Las copas no deben presentar pliegues ni quedar separadas, ni deben apretar el pecho haciéndolo rebosar.
  7. Compruebe cómo queda el sujetador debajo de la ropa. 
  8. En caso de duda, solicite asesoramiento y pida que le tomen las medidas.

Cuando el sujetador pica y rasca

Las cintas elásticas rozan, el cierre del sujetador rasca, el encaje irrita la piel...

Especialmente en la ropa interior debería dar mucha importancia a materiales cómodos y de alta calidad, así como a un procesamiento cualitativo. Para que su ropa interior se sienta como una segunda piel, nuestras materias y componentes se seleccionan con sumo cuidado. Infórmese aquí con más detalle sobre los materiales y proveedores empleados por ANITA.

   

Nuestro consejo

Tallas gemelas 

En caso de problemas de ajuste pequeños del sujetador, le recomendamos recurrir siempre a las tallas gemelas o tallas cruzadas. Un ejemplo sería la 75B y la 70C.

Si tiene la sensación de que la copa es un poco demasiado pequeña, seleccione una talla de copa más grande y reduzca la talla de la cinta debajo del pecho en una letra.