Búsqueda de producto

Anita Asia invierte en energía solar

A principios de julio, se instaló en Anita Asia Ltd., en Yangon (Birmania), una instalación fotovoltaica solar (PV) de 92,6 kilovatios de pico (kWp). La fábrica de ANITA Asia Ltd. en Birmania  se creó en 1997 y es uno de los siete centros de producción que posee. Los artículos de muchas de las colecciones de baño y lencería son cosidos y terminados allí mismo utilizando tejidos pre-cortados y accesorios traídos desde Alemania y Tailandia.


"La inversión de Anita Asia en energía solar está firmemente anclada en la filosofía de la compañía de desarrollo económico sostenible y mejoras continuas en todas las áreas operativas", dijo Stephan Seidel, director gerente de Anita Asia. "Casi el 25 por ciento de las necesidades energéticas de Anita en Yangón están ahora cubiertas por energía solar, lo que permite a la compañía reducir su huella medioambiental, demostrar su compromiso con prácticas sostenibles y ahorrar dinero", agregó Seidel. La estación solar montada sobre el techo de la fábrica por la emrpesa Sunlabob Renewable Energy Ltd., compañía respaldada por empresas especializadas en energía renovable descentralizada, utiliza 356 paneles solares y es capaz de producir más de 122.000 kilovatios-hora (kWh) de electricidad sin emisiones dañinas cada año de media.

 

La fábrica de Yangon fue reconocida con el estándar de oro en la industria, recibiendo el premio a la mejor compañía en la categoría "Organización de fábricas, condiciones de trabajo y medio ambiente, así como limpieza" en 2014 por parte de Myanmar Garment Manufacturers Association (MGMA). "Nuestra planta está totalmente dedicada a producir nuestros propios productos Anita y Rosa Faia. Esto nos permite planificar la producción y las cantidades para dos colecciones al año con vistas a largo plazo. Como empresa familiar con más de 130 años de experiencia en el negocio, la calidad y la sostenibilidad son las prioridades de ANITA”. Stephan Seidel ha sido Director Gerente de Anita Asia desde 1999 y adopta una postura positiva hacia el desarrollo de la industria textil en Birmania. Está convencido de que proyectos como SMART Myanmar, que trabaja con empresas y asociaciones del país para promover la sostenibilidad en la confección de ropa, así como el compromiso demostrado por la MGMA, han abierto un buen camino. La industria textil en Birmania está creciendo a un ritmo rápido y Anita no se queda atrás: "Junto con la planta totalmente integrada de Anita Tailandia, Anita Asia desempeña un papel clave como sitio de producción en Asia. Estamos perfectamente posicionados en el centro del sudeste asiático con respecto al creciente mercado de compras y ventas de la región ", dice Stephan. "Estamos invirtiendo en el futuro. La actividad económica sostenible está firmemente anclada en la filosofía de ANITA. Para nosotros, esto es una cuestión de principios y significa apoyar un proceso continuo que se extiende a través y más allá de todas las áreas - desde el desarrollo del producto hasta las condiciones de trabajo pasando por los aspectos ambientales ".

Los productos de Anita se fabrican de acuerdo con los mismos altos estándares europeos en todas las plantas alrededor del mundo. Para el propietario Georg Weber-Unger, que dirige la empresa en la cuarta generación, la cuestión de la responsabilidad social también es importante. "Ponemos muy altas exigencias en el nivel de calidad en nuestros lugares de trabajo. Las plantas de Anita Asia ofrecen a los trabajadores tiempo de trabajo regulado, una cantina subvencionada, habitaciones con aire acondicionado, equipos modernos, atención médica y apoyo en caso de enfermedad. Anita también asume responsabilidad en caso de emergencias extraordinarias. Cuando, por ejemplo, un ciclón destruyó las casas de muchos empleados en Birmania en mayo de 2008, la familia Weber-Unger organizó una campaña de recaudación de fondos en todas las empresas y recaudaron alrededor de 40.000 dólares.