Búsqueda de producto

Anita Care mejora la calidad de vida de las mujeres

*Entrevista aparecida en la página 17 el número 713 del suplemento A Tu Salud del Periódico La Razón

Anita Care acompaña y apoya a las mujeres con cáncer de mama desde el minuto uno de su salida de quirófano, poniendo a su disposición productos postoperatorios para después de cirugías conservadoras, mastectomías, radioterapia y linfedema. También más allá de su tratamiento, con prótesis de mama externas, sujetadores y moda de baño adaptada

¿Con qué visión trabaja Anita en el sector de la corsetería?

El objetivo principal de Anita es acompañar a cada mujer en todas las etapas de su vida, ofreciendo sujetadores adaptados a las necesidades que les puedan surgir: desde la etapa del embarazo y la lactancia, hasta por supuesto, en casos de cáncer de mama. Trabajamos con la visión de dar a cada mujer la prenda que mejor se le ajuste y cubra sus necesidades.

¿Qué evolución le ha llevado a ser un referente en productos para mujeres mastectomizadas?

En Anita fuimos pioneros en crear sujetadores adaptados para llegar prótesis, con diseños y colores atractivos y una amplia variedad de tallas y copas. Cada año vamos aumentando y desarrollando esta colección.

La recuperación emocional tras una operación de mama es un aspecto clave, ¿cómo se puede ayudar desde la corsetería especializada?

Nuestro granito de arena se basa, en primer lugar, en ofrecer prótesis externas y sujetadores adaptados para que las mujeres vuelvan a encontrarse atractivas. Pero no nos quedamos ahí: estamos en continuo contacto con la comunidad médica, la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM) y miles de pacientes para entender bien sus necesidades. De este modo hemos conseguido desarrollar los mejores productos postquirúrgicos para acompañar a la mujer en todo su proceso de recuperación.

¿Qué categoría de producto ofrece Anita para el postoperatorio?

Primero, sujetadores postquirúrgicos especialmente indicados para operaciones conservadoras de mama, reconstrucciones y operaciones de aumento o reducción de pecho, como el modelo 1194 que alivia el proceso de curación, además de evitar seromas, linfedema y sobre todo flictenas, que son muy dolorosas. Para el tratamiento de radioterapia, tenemos los sujetadores iniciales de Anita Care, de algodón o microfibra, suaves, que no oprimen y sin costuras. Por último, en casos de linfedema en el pecho, brazo o axila hemos desarrollado los productos Lympho Fit que ayudan a afrontar este problema desde la prevención.

¿Qué ventaja tiene llevar un sujetador adecuado en el postoperatorio tras una operación de mama?

Los últimos estudios médicos que ha realizado la SESPM con hospitales de toda España de gran prestigio utilizando nuestros productos, ratifican que el uso del sujetador de 1194 de Anita Care en el postoperatorio inmediato reduce las complicaciones y el dolor a la vez que aumenta la calidad de vida de las pacientes mejorando su bienestar.

¿Qué características diferencian sus prótesis de mama?

Gracias a la experiencia que tenemos, somos pioneros y líderes en la fabricación de una amplia variedad de prótesis. Para un resultado estético perfecto y la máxima satisfacción hace falta una integración total de la prótesis con los sujetadores y prendas de baño. Eso podemos garantizarlo en Anita porque realizamos todos los productos en nuestra propia casa.

El verano es un reto para una mujer mastectomizada, ¿qué aspectos definen y diferencian la moda de baño de Anita Care?

Nuestras prendas de baño tienen unas fundas especiales para guardar la prótesis que impiden que se muevan o se salgan. La variedad de colores y estampados cambia cada año incorporando las últimas tendencias de las pasarelas, además de patrones y cortes para todos los gustos.

¿Existe I+D+i en Anita?

Los tratamientos de cáncer de mama están en continua evolución y por lo tanto, las necesidades de las mujeres también. Para comprender estos cambios colaboramos estrechamente con la SESPM. Al final, nuestro objetivo es ayudar a sobrellevar la etapa de recuperación de la cirugía de la mejor manera posible, con el menor dolor y complicaciones. En resumen, mejorar la calidad de vida de todas las mujeres que pasan por algo así.