Búsqueda de producto

Entrevista con el Dr. Hans-Ulrich Krügel

Aunque desde Anita siempre repetimos la importancia de llevar un sujetador adecuado para cada mujer, con la idea de evitar dolores, molestias y otros problemas de salud, es cierto que aún es un tema bastante desconocido. Para aclararnos un poco los conceptos, hemos entrevistado al Doctor Hans-Ulrich Krügel, médico jefe de la Clínica Bavaria de la ciudad de Freyung, al sur de Alemania.

Anita: Dr. Krügel, ¿tienen que llevas las mujeres necesariamente un sujetador?

Dr. Krügel: Bueno, una mujer joven con un pecho pequeño puede elegir si quiere llevar sujetador o no. Pero a la hora de realizar cualquier tipo de actividad deportiva, también se podrá beneficiar de un buen sujetador deportivo. De hecho, en los países industrializados alrededor del 90% de las mujeres utiliza sujetador, es una prenda muy arraigada en nuestra cultura. Para ir directos a la raíz del problema: La mayoría de las mujeres lleva un sujetador que o bien no se adapta adecuadamente o bien es inadecuado para ella. En estos casos, un sujetador pierde sus efectos beneficiosos y el pecho queda expuesto a riesgos que derivan en problemas de salud.


Anita: ¿A qué se debe que tantas mujeres lleven un sujetador inadecuado cuando se les ofrece una amplia gama de modelos y tallas?

Dr. Krügel: Seguro que hay casos en los que la medida del sujetador ha sido mal tomada. Este fallo ocurre con frecuencia, por ejemplo, acontece que el contorno bajo pecho ha sido tomado con una medida demasiado ancha. Muchas mujeres no saben que el pecho no sólo está sujeto por el sujetador en sí, sino también por la banda bajo pecho. Además hay que pensar que el pecho va cambiando con la edad, con el peso o con la terapia hormonal, por lo cual la talla de sujetador también irá cambiando. Para cambios bruscos del pecho durante el ciclo menstrual, las mujeres pueden utilizar una talla diferente en la primera mitad y otra en la segunda mitad del ciclo.


Anita: ¿Qué problemas de salud pueden derivarse de un sujetador muy apretado o inadecuado?

Dr. Krügel: En ese caso tendríamos sobre todo problemas localizados como molestias en hombros y brazos, tensión muscular en la región de los hombros, cuello y nuca, dolores de cabeza, molestias en la columna vertebral, además de dolores de espalda señalados en la región lumbar de la columna vertebral. Sujetadores estrechos con tirantes cortantes pueden perjudicar e irritar los músculos del trapecio y las articulaciones de los hombros. El sujetador tampoco debe impedir el libre movimiento del omoplato. Ante cualquier problema o molestia, se debería examinar concienzudamente la colocación del sujetador.

Anita: ¿Hay más tipos de problemas de salud relacionados con la inadecuada utilización del sujetador?

Dr. Krügel: Son sobre todo problemas en la piel especialmente en la región del pecho. Particularmentem en EEUU se discute la posibilidad de una conexión entre el uso de sujetadores demasiado estrechos y la formación de cáncer de mama. Aunque no existen en la actualidad documentos científicos que certifiquen tal posibilidad. Tampoco existe ninguna prueba que confirme tal relación. La numerosa documentación relacionada con los factores de riesgo del cáncer de mama desempañan en cada uno de los casos, un rol fundamental e importante.


Anita: El factor clave se llama prevención, ¿ésta se puede obtener a través de la utilización de sujetadores con un ajuste óptimo?

Dr. Krügel: Sí. Un sujetador adecuado puede contribuir a la prevención de dolores en espalda, región de hombros y cervicales, en particular en mujeres de pechos grandes. Es junto con una serie de ejercicios fisioterapeuticos una importante ayuda en el tratamiento de este conjunto de dolencias, además de que puede ayudar a impedir el desarrollo de problemas crónicos.


Anita: ¿Qué características debe poseer un sujetador adecuado?

Dr. Krügel: Los tirantes deberían ser anchos y acolchados, la banda bajo pecho debería estar confeccionada de forma anatómica, elástica y con capacidad de adaptabilidad, de forma que el peso y la fuerza del movimiento quede repartido de forma óptima. Los tejidos deberían impedir eventuales irritaciones en la piel, a poder ser, un tejido antialérgico y sin componentes químicos para no provocar reacciones cutáneas. Tengo que advertir que el mejor sujetador también puede suponer riesgos para la salud si no se está utilizando la talla adecuada.

Consejos para comprar un sujetador:

Aproveche las ventajas de los sujetadores de alivio de Anita Comfort para protegerse de futuros riesgos para la salud y experimente una comodidad especial:

  • Tirantes anchos y acolchados.
  • Axila alta con ribetes suaves.
  • Escote elástico y de corte alto.
  • Tejido de reducida elasticidad para más sujeción.
  • Banda bajo pecho ancha.
  • Entrecopa alta.
  • Aros ergonómicos que se amoldan al cuerpo.

Anita: ¿Qué recomendaría usted a la hora de comprar un sujetador?

Dr. Krügel: Las mujeres deberían probarse tranquilamente cada sujetador y comprobar de forma crítica que le sienta de forma adecuada. Deberían comprobar el confort de la prenda moviendo los brazos y siempre dejarse aconsejar por los especialistas de la tienda. La talla del sujetador debería comprobarse de forma regular, ya que con el tiempo podemos cambiar el volumen. Al quitarse la prenda deberían observar si aparecen marcas o irritaciones. Otras pruebas que nos podrían llevar a la conclusión de que el sujetador no se adapta adecuadamente serían los tirantes que se resbalan o caen, o cuando el sujetador se sube por la parte de la espalda. Los aros de los sujetadores no deben dejar marca en ningún momento. A la hora de comprar un sujetador, compre la talla que abrochando los corchetes intermedios le siente bien, así con el tiempo, le permitirá seguir ajustando el sujetador ya que del uso, las prendas se van ensanchando. Cuando vean que el sujetador ya no les sienta bien, deberían cambiarlo por otro.