Sujetadores de lactancia

Sujetadores de lactancia

Precio
Color
Mundial de Productos
Tamaño

Artículos 1-24 de 32

Anita maternity

Sizes: 75-95

Cups: B-G

+ 1 Colores

Anita maternity

Sizes: 65-105

Cups: C-J

BabyBelt

Anita maternity

Sizes: 70-100

Cups: C-I

+ 1 Colores

Anita maternity

Sizes: 65-105

Cups: C-J

Anita maternity

Sizes: 70-95

Cups: B-G

Anita maternity

Sizes: 70-110

Cups: C-H

Anita maternity

Sizes: 70-95

Cups: B-G

Todo sobre el sujetador de
lactancia
+ 1 Colores

Anita maternity

Sizes: 65-105

Cups: C-J

Anita maternity

Sizes: 70-110

Cups: D-J

Anita maternity

Sizes: 70-100

Cups: C-I

Anita maternity

Sizes: 70-95

Cups: B-G

Anita maternity

Sizes: 70-110

Cups: C-H

Anita maternity

Sizes: 70-95

Cups: B-G

Anita maternity

Sizes: 70-95

Cups: B-G

+ 1 Colores

Anita maternity

Sizes: 65-105

Cups: C-I

Página
por página

 

Todo sobre el sujetador de lactancia

¿Qué es un sujetador de lactancia y cuándo lo necesito?

La diferencia fundamental respecto a un sujetador normal consiste sobre todo en que el sujetador de lactancia dispone de clips de lactancia en los tirantes. Pueden abrirse fácilmente con una mano y permiten dar el pecho fácilmente a su bebé sin tener que quitarse el sujetador. 

Un sujetador de Anita maternity se distingue, además, por sus materiales sumamente suaves y agradables, que sujetan a la perfección y moldean con suavidad el pecho, especialmente sensible. Un sujetador normal de un tejido más firme podría apretar el pecho, ahora mucho más sensible, por lo que conviene llevar el sujetador de lactancia inmediatamente después del parto, en cuanto se empieza a dar el pecho. 

¿Por qué hace falta un sujetador extra para dar el pecho?

Durante la fase de lactancia, después de la subida de la leche, su pecho pesa más y es más grande de lo habitual. Por ello, necesita una muy buena sujeción, ya que, de no ser así, el delicado tejido mamario puede dañarse y pueden producirse dolores de espalda.

Un buen sujetador con copas que se puedan abrir le ofrece lo que un sujetador normal no puede ofrecerle durante la lactancia. Y es que, aparte de tener la capacidad de sostener el pecho perfectamente pese a estar confeccionado con materiales suaves, un sujetador de lactancia resulta además tremendamente práctico y funcional. La copa puede abrirse y cerrarse cómodamente con una mano, con lo que facilita a su bebé un acceso rápido y sencillo al pecho. Sobre todo fuera de casa, un sujetador de lactancia es la solución perfecta, pues le proporciona una gran libertad de movimiento y puede llevarlo cómodamente incluso debajo de una prenda ajustada.